Zhan Ziqian, el antecesor de la gran pintura china de paisaje

Su obra ‘Paseando en Primavera’ es la más antigua pintura de paisaje ‘puro’ que sobrevive.

pinceles de pintura china tradicional

Su obra ‘Paseando en Primavera’ es la más antigua pintura de paisaje ‘puro’ que sobrevive.

Durante la breve dinastía Sui (581 – 618) floreció la pintura laica y un pintor, Zhan Ziqian (展子虔), de la región de Yangxin (陽信縣) en la actual Shandong, se convirtió en un maestro del paisaje. Ziqian vivió durante tres dinastías: Qi del Norte, Zhou del Norte (de la época llamada de Los Tres Reinos) y Sui. No obstante también inspiró a los artistas de la siguiente dinastía, la Tang, de tal manera que fue llamado en pintura de paisajes “el Antepasado de la Dinastía Tang”.

Una de sus obras, ‘Paseando en Primavera’ (Spring Outing - 遊春圖), recoge todas las características de la pintura de paisaje que tendría en su época de esplendor, durante las dinastías Tang y sobretodo Song, con figuras humanas diminutas en paisajes naturales grandiosos y una organización espacial en la que destacan árboles, montañas y un buen trabajo de la perspectiva.

Se cree que esta obra, que custodia el Museo Palacio de Beijing (enlace a la reproducción hasta el detalle del Google Cultural Institute), es auténtica y la única que sobrevive de Ziqian. Sería por tanto la obra más antigua que se conserva con una temática puramente paisajista.

El emperador Huizong (1082 – 1135) de la dinastía Song (960 – 1279), también un excepcional pintor, atribuyó la obra a Ziqian haciéndola aun más valiosa. Esto implica que la obra se atribuye a Ziqian desde la dinastía Song. Fue parte de la colección imperial hasta la migración de dicha dinastía hacia el sur, después cayó en manos civiles

La obra está elaborada de una forma directa y sencilla y pintada principalmente con azul, verde y polvos blancos y dorados. Pequeñas montañas que suben y bajan están dibujadas como si fuesen bocetos, diferentes tonalidades de color se utilizan para expresar la sensación de distancia y donde cae el sol en las montañas.

Árboles, muchos todavía sin hojas, surgen de la tierra como si fueran manos de muchos dedos y, al empequeñecerse con la distancia, dota de mayor majestad a las montañas. Barcos, puentes y personas, que aun siendo muy pequeñas en la obra, destacan y la dotan de sentido –son quienes hacen la excursión-, completan el paisaje primaveral.

El agua es el centro de atención de la obra con un pacífico lago que es el foco de atención de la composición, grandes ríos que desembocan en él y nubes blancas que dulcifican la elevación de las montañas en la parte superior derecha de la obra.

‘Paseando en Primavera’ supone la entrada de la pintura paisajista china en un nuevo estado de madurez, dejando atrás proporciones incorrectas, figuras rígidas de personas y árboles y el comienzo de una paleta de colores más armoniosa y unas pinceladas más finas.

En las pinturas chinas de paisajes anteriores a la dinastía Sui, como se puede ver en las copias de ‘Ninfa del río Luo’ de Gu Kaizhi, árboles y montañas se empequeñecían en comparación con las personas. A diferencia de la perspectiva occidental, geométrica y científica, la perspectiva china se fundamenta en la percepción y en elemento subjetivos y es, por tanto, mucho más libre.

Zhan Ziqian también trabajó la expresión humana y la vida en la corte con sus palacios y jardines en sus trabajos figurativos. 

-----------------

Comentarios, dudas, cuestiones, puntualizaciones, errores, recomendaciones...